Connect with us
Arbitraje de Merlos al margen, Independiente hizo todo lo posible para perder ante Central Córdoba. Una noche negra de la defensa, que cometió errores insólitos y le facilitó todo al rival.

La culpa está en casa

Arbitraje de Merlos al margen, Independiente hizo todo lo posible para perder ante Central Córdoba. Una noche negra de la defensa, que cometió errores insólitos y le facilitó todo al rival.

Arbitraje de Merlos al margen, Independiente hizo todo lo posible para perder ante Central Córdoba. Una noche negra de la defensa, que cometió errores insólitos y le facilitó todo al rival.

La bronca de todo el mundo rojo se materializó en la figura de Andrés Mérlos, el árbitro del partido que Independiente perdió por 2-1 ante Central Córdoba en el Ricardo Enrique Bochini en la noche del miércoles. Las (malas) decisiones del juez fueron todas en contra del local, es cierto. Pero buscar culpas ajenas por una caída preocupante sería un grave error; la responsabilidad estuvo en casa.

Lo de Merlos merece un párrafo aparte, sí. No se trata de minimizar la pésima labor del árbitro que no convalidó un claro penal por una mano de Soraire en el segundo tiempo (¿y el VAR?) y se guardó tarjetas por duras infracciones rivales (una plancha sobre Batallini era sin dudas para roja). Y la nueva dirigencia ya tiene tarea para tejer una nueva relación con la AFA.

Sin embargo, la noche fue negra para el Diablo fundamentalmente porque se piso su propia cola e hizo todo lo posible para perder. La desgracia hizo que perdiera a su mejor jugador, que venía siendo claramente el pibe Nicolás Vallejo. El juvenil comenzó por la izquierda pero luego apareció por la derecha. Por una u otra banda, se las rebuscó para siempre mostrarse y resultar desequilibrante. Tuvo un remate inclusive que se fue desviado.

Sobre el final de la primera parte cayó con todo el peso de su cuerpo sobre el hombro zurdo en la disputa de una pelota dividia (Merlos no vio falta y aplicó el “siga, siga”). Vallejo no se levantó más y debió ser reemplazado por Rodrigo Márquez, que no entró con la misma electricidad. Hasta ese momento, Independiente no había inquietado verdaderamente a los santiagueños. Apenas un tiro débil de Lucas González desde afuera…

La visita presionó alto y por varios momentos le controló la pelota. Eso sí, tampoco le había generado peligro a Milton Alvarez en una primera parte muy pareja. La catástrofe defensiva se vio en el inicio de la segunda etapa. Un blooper atrás del otro se mandaron los jugadores rojos, que le facilitaron los goles al Ferroviario.

La sucesión de horrores en el 1-0 es digna de ver en loop para todos aquellos que quieren deprimirse sin sentido. No hay explicaciones para lo sucedido: Iván Marcone no puede contener por la izquierda el desborde de Martínez, que tira el centro; Soraire gana por el centro del área, Saltita pierde y queda tirado, pero hay dos hombres más de Independiente para bloquear al adversario e impedirle el gol. Edgar Elizalde y Juan Insaurralde quedaron congelados. Ambos siguieron con la mirada a Soraire que pasó entre los dos, quedó frente al arquero y definió a un costado. Insólito.

Si un tanto recibido de ese modo ya era vergonzoso, dos era toda una calamidad de la que ya no había retorno en el encuentro. Un córner parecía no tener peligro porque no había contrincantes que fueran a disputar ese envío. Pero el riesgo fue propio: Milton calculó mal en su salida, pifió y el balón le cayó por sorpresa al Chaco Insaurralde que solamente atinó a rechazarla y en ese intento la metió en contra.

Desde allí, el trámite se hizo más cuesta arriba todavía. Falcioni buscó refrescar el ataque con los cambios, pero nunca hubo claridad ni profundidad. Dos cabezazos en los palos (de Benegas y de Barreto) y el descuento del final de Elizalde fue la pobre producción de un equipo que tuvo una pésima noche y cortó la racha de triunfos consecutivos en el torneo local.

Después, Merlos hizo lo propio. Pero las culpas empezaron y terminaron por casa.

números números

Los impresionantes números de Iván Marcone vs Central Córdoba

Actualidad

Andrés Merlos lo hizo de nuevo Andrés Merlos lo hizo de nuevo

Andrés Merlos lo hizo de nuevo

Actualidad

Iván Marcone Iván Marcone

Iván Marcone: “A pesar del árbitro, el partido lo perdemos nosotros”

Actualidad

formas formas

Falcioni y sus formas, siempre el mismo problema

Actualidad

Advertisement
Connect