Connect with us
Entró por la ventana en el mercado de verano y en silencio, con sacrificio y, sobre todo, con goles, Leandro Benegas se convirtió en una pieza clave de Independiente. El nueve impensado que responde en la red con una eficacia abrumadora.

La mejor noticia del año

Entró por la ventana en el mercado de verano y en silencio, con sacrificio y, sobre todo, con goles, Leandro Benegas se convirtió en una pieza clave de Independiente. El nueve impensado que responde en la red con una eficacia abrumadora.

Entró por la ventana en el mercado de verano y en silencio, con sacrificio y, sobre todo, con goles, Leandro Benegas se convirtió en una pieza clave de Independiente. El nueve impensado que responde en la red con una eficacia abrumadora.

No son muchas las buenas noticias en los últimos tiempos para Independiente. Por eso, cuando algo resulta realmente positivo, en Avellaneda se celebra. Y el presente de Leandro Benegas es para celebrar, sin duda alguna. Entró por la ventana sobre el cierre del mercado de pases del verano pasado, mirado de reojo por haber quedado libre en el fútbol chileno, con 33 años. Y con trabajo, perfil bajo, sacrificio y, sobre todo, goles, el mendocino se transformó en una de las figuras del equipo comandado por Eduardo Domínguez.

Había causado mucha preocupación, interna y externa, la salida de Silvio Romero a inicio de este año. El goleador y capitán pidió que aceptaran el préstamo al Fortaleza de Brasil porque prefería cambiar de aire. El Rojo se quedaba sin nueve, sin un referente y, sobre todo, sin los goles que había pedido Domínguez cuando asumió. El panorama era bien oscuro.

El mercado, como en los últimos años, no era alentador para el Independiente de Domínguez. Y sobre el final apareció Benegas, que venía ante la falta de un centrodelantero de renombre, más como una alternativa que como algo firme. Además, debía ponerse a punto ya que se había perdido toda la pretemporada del plantel.

Domínguez lo conocía ya que habían sido compañeros cuando el entrenador aún era futbolista. Y le dio la confianza necesaria. De a poco, Benegas se fue ganando su terreno en cada partido que le tocó entrar desde el banco. Hasta que en seguida se metió como titular. Y no salió más porque respondió, siempre con sentido de ubicación en el área, aportando oportunismo, dinamismo y asociación con sus compañeros de turno de ataque.

Fue, junto con Leandro Fernández, una de las figuras del Diablo en el triunfo del lunes ante Estudiantes por 2-1 en el Ricardo Enrique Bochini. Marcó el primero y se mostró siempre muy activo, obligado a los defensores rivales a desdoblarse. Hasta tuvo un mano a mano que tapó Mariano Andújar. Y a él le hicieron el penal que Fernández cambió por el segundo.

Ya leva 9 gritos vestido de rojo en en 19 partidos (1.437 minutos jugados en total). De titular fueron 15 cotejos. Además, contabiliza dos asistencias. De sus tantos, cinco fueron marcados de cabeza y uno de penal. Su sentido de la ubicación, su poder de salto y su agilidad y lectura para el desmarque y el anticipo (como en el cabezazo contra el Pincha) le dan una gran potencia en el juego aéreo.

Sus números mejoran aún cuando se tiene en cuenta su efectividad: necesitó 21 tiros al arco (contabilizando solamente los que fueron entre los tres palos) para hacer sus nueve anotaciones con Independiente. Una eficacia realmente elevada.

Benegas demostró que está a la altura del club. En un momento candente, en el que no es para nada fácil ponerse la pilcha del Rojo, saltar al campo y rendir en un contexto institucional y social hostil, este delantero devuelve la confianza del DT con goles que sirven para sumar puntos. En este torneo ya hizo tres en cuatro duelos. Y, con muy poco, Independiente se mete en la pelea, al menos en este amanecer de campeonato.

Puertas adentro, Domínguez sigue insistiendo por la llegada de otro nueve. Y su exigencia es lógica puesto que no tiene otra variante de experiencia o de peso en esa posición. Si se lesiona Benegas, debería jugar otra vez el pibe Julián Romero, todavía verde para la titularidad, o bien sacrificar allí a Leandro Fernández, que está mostrando un gran nivel como extremo derecho, lo que le permite la libertad de moverse sin estar encasillado entre los centrales adversarios. El técnico necesita sumar allí otro nombre. Pero sabe que hoy puede contar con uno que responde con goles. Y esa es la mejor noticia futbolística para este equipo en lo que va del 2022.

Benegas analizó el presente de Independiente

Actualidad

centro centro

¡Y sí, Tanque!: Centro de Vigo y Benegas estampó el 1 a 0

Actualidad

encuentro encuentro

¿Quién sino? Benegas empató el encuentro

Actualidad

Tanque Tanque

Llegó hace seis meses… ¿Y se vuelve?

Actualidad

Advertisement
Connect